Aluma

ESPECIALISTAS EN ODONTOLOGÍA, CIRUGÍA Y MEDICINA ESTÉTICA, MEDICINA CAPILAR Y ESTÉTICA AVANZADA.


886037768 – 692303067

info@clinicaaluma.com

Pl. Ravella Bajo (esquina Ramón y Cajal,12).
36600 Vilagarcía de Arousa (Pontevedra).

En nuestro blog…

Adiós a las manchas en tu piel

Adiós a las manchas en tu piel

El sol, el verano, el mar, broncearse…da vida, ¡nos hace sentir incluso más atractivos!

Si bien es cierto que la luz solar es esencial y tiene efectos beneficiosos sobre la salud, ya que puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo y aporta vitamina D que es fundamental para fijar el calcio a nuestros huesos, el culto excesivo por el bronceado puede llevar a que se produzcan alteraciones pigmentarías.

A largo plazo acelera el envejecimiento, indicado por la aparición de manchas que suele manifestarse por lo general en el rostro, cuello, escote, dorso de las manos, también aparecen el tono desigual (discromías), un rostro apagado, arrugas profundas, pérdida de densidad y elasticidad.

Acabar con ellas ya no es un mito, sino una realidad.

Existen tratamientos capaces de eliminarlas, pero lo más probable es que vuelvan a aparecer. Si no las mismas, otras nuevas.

Las manchas pueden quitarse por completo, pero saldrán otras. A medida que cumplimos años (o bien hemos consumido el capital solar en edades jóvenes), la tendencia a que aparezcan es mayor.

Las manchas son lesiones cutáneas que se hacen visibles cuando se produce una alteración en la síntesis, producción o distribución de algunas de las sustancias relacionadas con la coloración de la piel. La más conocida es la melamina, el pigmento natural que segregan los melanocitos y que se realciona con las manchas marrones. Pero también existen otros elementos que pueden alterar la coloración de la piel, como la queratina (ligada a alas manchas amarillentas) o la hemoglobina (relacionada con las manchas rojizas). Las más frecuentes son los léntigos solares y se suelen dar en fototipos de piel más claros, porque tienen poca capacidad de pigmentar de forma adecuada y, como consecuencia, generan con más facilidad manchas como defensa solar.

Las manchas, no solo son una cuestión de estética, también pueden derivar en lesiones malignas. Los léntigos solares suelen aparecer en grupo con los años. No duelen, no pican y no revisten gravedad, pero hay que vigilarlos periódicamente para diferenciarlos de los malignos. Además de los léntigos provocados por el sol, otro tipo de mancha muy frecuente es el melasma. Generalmente aparece por problemas hormonales, pero también empeoran con la exposición solar.

Acción preventiva

La clave está en evitar que salgan, o retrasar su aparición.

“La fotoprotección es una medida fundamental para reducir el riesgo de la aparición de manchas o de que empeoren las que ya existen. Pero no siempre se puede evitar, ya que su formación puede deberse a factores genéticos y hormonales, pero también influye mucho el estilo de vida”.

Cómo tratar las manchas

Si ya es tarde y las manchas aparecen, hay que recurrir a tratamientos específicos para eliminarlas. Pueden ser cosméticos (médicos), con productos que contengan los ingredientes más efectivos para combatirlas. Pero lo mejor es combinar diferentes métodos, en función del origen de las manchas.

Tratamientos como los peelings químicos, que ayudan a aclarar las manchas, o directamente, tratamientos que destruyan el pigmento de manera respetuosa con la piel para evitar una hiperpigmentación post inflamatoria, como puede ser la terapia fotobiodinámica con iluminación led o mascarillas despigmentantes.

En Aluma Medical Art contamos con profesionales y aparatología avanzada de última generación que mejora el aspecto de la piel reduciendo el tamaño de las manchas, la intensidad, color y el número de melanocitos que producen exceso de pigmentación.

El procedimiento suele ser indoloro o mínimamente molesto.

Los resultados son visibles desde la primera sesión. Y poco a poco se conseguirá una piel perfecta, con un aspecto más joven y saludable.

Siempre aconsejamos, antes de cualquier procedimiento, un diagnóstico que debe realizar un especialista para tener un asesoramiento correcto sobre cómo tratar aquello que nos preocupa y evitar complicaciones posteriores.

Querer tener una piel radiante no es algo que haya surgido en el siglo XXI, sino que desde antes de los tiempos de Egipto y en la antigua Grecia, ya se preocupaban por la estética. Tenían tradiciones y rituales de belleza que con el tiempo han evolucionado a lo largo de la historia hasta hoy, como el empleo de remedios naturales, la cosmética y tratamientos médico estéticos, muy demandados puesto que consiguen grandes resultados en muy poco tiempo.

En Aluma Medical Art insistimos en que antes de pasar por algún tratamiento hay que analizar el tipo de mancha. Y comunicar al paciente que el resultado final dependerá en gran medida de sus hábitos. De nada sirve realizar un tratamiento si el paciente olvida aplicarse algo tan sencillo como la protección solar. La mancha que está desapareciendo volverá a salir.

¡Tu satisfacción, lo más importante!

Todos los profesionales que formamos Aluma Medical Art tenemos marcado como objetivo la satisfacción del paciente. Este éxito se logra, además de con un buen tratamiento, con el buen hacer y el trato con los pacientes.

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto o llamándonos directamente al 886 037 768

¿Te gusta? ¡Compártelo!